EL LOBO

                                        - EL LOBO

                                         Lobo... Profesor,
                                         Rastreador,
                                         Perro lunar de mi alma.
                                         Aullando, Cantando,
                                         Enseñando cómo saber

                                         PROFESOR

 El Lobo representa al rastreador, al precursor de las ideas nuevas, que regresa al clan para enseñar y compartir la Medicina. El Lobo se empareja de por \ida y es leal como el Perro. Cuando anda en compañía de la manada de los Lobos, tiene un fuerte sentido familiar respecto a la manada, junto a un poderoso instinto individual. Estas cualidades son las que hacen que el Lobo se asemeje tanto a la raza humana. Como humanos contamos con la capacidad de formar parte de la sociedad y, sin embargo, también de perse­guir nuestros propios sueños e ideas individuales.
En la Gran Nación de las Estrellas, el Lobo es representado por la estre­lla del Can, Sirio, cuya leyenda cuenta que fue el hogar originario de nues­tros maestros de los tiempos antiguos. Entre los antiguos egipcios, Sirio fue considerado el hogar de los dioses, y la tribu de los dogones, en África, aún lo considera así. Es razonable, pues, que los nativos americanos formularan esta misma conexión y adoptaran a la gente del Lobo como el clan de los maestros.

Los sentidos del Lobo son muy agudos y la luna es su aliada de poder. La luna es el símbolo de la energía psíquica o del inconsciente que contie­ne los secretos del conocimiento y de la sabiduría. Aullar a la luna puede ser un indicio sobre el deseo del Lobo de conectar con las nuevas ideas que se encuentran justo por debajo del nivel de la conciencia. La Medicina del Lobo fortalece al maestro de nuestro interior, para que se muestre y ayude a los niños de la Tierra a entender el Gran Misterio y a la vida.
Si te ha salido la carta del Lobo, puedes ser capaz de compartir tu Me­dicina personal con los demás. Tu lado intuitivo puede tener también una respuesta o enseñanza para tu uso personal en este momento. Al sentir que el Lobo cobra vida en tu interior, es posible que desees compartir tus conocimientos escribi:ndo o dando una conferencia sobre las cosas que pueden ayudar a los demás a entender mejor su unidad o su camino en la vida. Sólo a través de la capacidad de compartir las grandes verdades la con­ciencia de la humanidad alcanzará nuevas alturas. También es posible que el Lobo te esté pidiendo que busques lugares apartados donde puedas contactar con tu maestro interior. En la soledad de un lugar de poder, des­provisto de otros seres humanos, puedes encontrar tu verdadero yo. Busca las enseñanzas estés donde estés. El Lobo no hubiera salido a saludarte si no hubieses requerido que apareciera el maestro más grande de la tribu.
contrario:

Si el Lobo se encuentra del revés, te está pidiendo que abandones tus li­mitados puntos de vista de la situación actual. Esto puede exigir una bue­na dosis de valor y de buena disposición para abrirse a nuevas ideas. Tam­bién puede requerirte que borres algunas viejas ideas para dar paso a la expansión que llega siempre cuando se está dispuesto a aprender. El don de la sabiduría aparece cuando se han transitado bastantes caminos y se ha ca­minado por las suficientes sendas sin salida para conocer realmente el bos­que. A través del descubrimiento y redescubrimiento de cada centímetro de tierra se alcanza el saber de que nunca nada permanece igual.
El Lobo contrario también te puede estar diciendo que el estancamien­to o quizás el miedo a hacer valer tu punto de vista ha atascado el flujo de cambios en su vida. El Lobo invertido siempre te está aconsejando que bus­ques los maestros o rastreadores que te mostrarán el camino hacia nuevas experiencias. Recuerda que el maestro o rastreador puede ser una pequeña voz interior, tanto como una persona, una hoja, una nube, una piedra, un árbol, un libro o el Gran Espíritu.
Vivir es crecer, y el crecimiento llega a través de aceptar todo tipo de formas de vida como tus maestros. Conviértete en el Lobo y adopta su sen­tido de la aventura. Puede que dejes de aullar y te conviertas en la luna.

fuente: http://es-la.facebook.com/note.php?note_id=10150108786218084

No hay comentarios:

Publicar un comentario