EL LABERINTO DE LA DIOSA.




La Diosa es el principio femenino que existe en el Universo y en nosotras mismas.
La espiritualidad de la mujer está arraigada en el paganismo, en el que dominan valores femeninos. El culto a la Diosa, el corazón del paganismo, fue universal tiempo atrás. El paganismo está orientado hacia el placer, la alegria y el festejo y celebra la vida con bailes y ritos de amor. Al trabajar con la Madre Naturaleza descubrimos y recordamos a la Creadora, la fuerza femenina sin la cual nada nace ni vive feliz.

La Diosa tiene diez mil nombres, compartidos por mujeres alrededor del mundo.Se llama Diana, madre sagrada;se llama Tiamat;se llama Hecate;se llama Isis;Inanna,Belili;Todas nosotras sin excepción somos expresiones de la Madre

El laberinto nos aporta un renacer a la luz y al amor en el vientre de la Madre Sagrada.

Este es un viaje espiritual, una senda iniciática."Lo que está arriba está abajo" decían los antiguos, y despertar otras partes de nuestro cerebro nos da miedo; pero, también nos puede aportar alegria al reencontrarnos con tanta información, con tanta sabiduria...

El laberinto es para que recuerdes, reconozcas, despiertes partes olvidadas de tu mente; nunca para que te pierdas, salvo que esa sea tu elección.

La senda de la Diosa está en tu ADN, en tu cerebro, en tu vientre... solamente hace falta despertarla y reconocerla. Aquí encontramos la conexión mente-corazón-útero. Esta es la danza del laberinto.



No hay comentarios:

Publicar un comentario