QUE SON LOS CHAKRAS Y LOS MANTRAS




Los chakras no son físicos. Son aspectos de nuestra conciencia, como las auras. Los chakras no solo representan  partes concretas de tu conciencia., sino también zonas concretas de tu cuerpo físico. Entender los chakras permite ver nuestro cuerpo como un mapa de nuestra conciencia.

Interaccionan con el cuerpo físico a través de dos vehículos principales: el sistema endocrino y el sistema nervioso. Cada uno de los siete chakras esta asociado a una de las siete glándulas endocrinas, y a su vez con un grupo de nervios llamado plexo.

Regulan el flujo de energía a través de nuestro sistema energético. Abrimos y cerramos estas válvulas cuando decidimos qué pensar y que sentir, y cuando escogemos el filtro perceptivo a través del que queremos experimentar el mundo que nos rodea.

El síntoma comunica a la persona a través de su cuerpo lo que esta ocurriendo en su conciencia. Si, al comprender el mensaje que ha enviado el síntoma, la persona cambia algo de su forma de ser, ese síntoma ya no tiene razón de existir y puede ser liberado, siempre que la persona se permita a sí misma creer que es posible.




LOS SIETE CHAKRAS PRINCIPALES

Están situados en el cuerpo astral y siguen el trayecto de nuestra columna vertebral, lo que facilita su localización en el plano físico. Los tres primeros corresponden a los deseos básicos de la mente (Muladhara en el extremo inferior de la columna, Swadhistana, zona genital y Manipura, ombligo). El cuarto corresponde a la energía en forma de amor universal (Anahata, situado en el pecho a la altura del corazón). Por encima se sitúan el Vishuddha situado en la zona de la garganta, desde donde la conciencia se expande y el Ajna Chakra, el asiento de la mente, en el espacio situado entre las cejas, el centro del conocimiento intuitivo. El último es el Sahasrara Chakra, que se asienta en la coronilla, en la parte superior de la cabeza y representa la unión final con la conciencia cósmica.

Colores de los chakras de abajo hacia arriba. Rojo, naranja, amarillo, verde, azul, índigo, violeta.

Si bloqueamos algún chakra, no dejamos que entre la información. Por tanto, cuando nuestros chakras fluyen en sentido contrario a las agujas del reloj, hacemos salir nuestra energía enviándola al mundo, detectamos la energía que hemos enviado y decimos que eso es el mundo. Es lo que en psicología se llama proyección.

Es importante saber que durante el día uno o varios de nuestros chakras girarán en sentido opuesto sin que nos demos cuenta. Por ejemplo: estar atorado en el tráfico, hacer corajes, no comer bien, etc. son motivos para que los chakras pierdan su equilibrio. Nuestro objetivo no es mantener nuestros chakras alineados todo el tiempo - cosa que solo se lograría estando en permanente meditación  pero si, es nuestra misión identificar estos desvíos y restaurarlos para recobrar-su-movimiento-armónico.
Recuerda que un chakra que gire durante muchos años en sentido inverso podría causar cancer, hernias, o colitis por nombrar algunos ejemplos.

El yogui medita sobre cada Chakra, se concentra en él y hace su sonido. Así los Chakras y los Mantras hacen una combinación perfecta.

Es muy interesante observar que los Chakras están unidos entre sí. Nada en el universo está aislado. La unión de los Chakras se da por dos canales llamado Ida y Pingala, ellos se encargan de trasladar la energía de un centro a otro, por lo tanto siempre que usted trabaje sobre un Chakra estará trabajando sobre los demás.


Los Chakras y los Mantras: Los Chakras son centros de energía que pueden activarse con los diferentes Mantras.

En el primer Chakra o Muladara el Mantra que se canta es LAM, la L se ubica sobre el paladar superior y la M se alarga igual que se lo hace con el Mantra OM.

En el segundo Chakra o Swadhisthana el Mantra que se canta es VAM se canta alargando la A y la M.

En el tercer Chakra o Manipura el Mantra que se canta es RAM. También se alarga la A y la M, igual que en el anterior.

En el cuarto Chakra o Anahata el Mantra que se canta es YAM, y se pronuncia iaaaaaammmmm.

En el quinto chara o Vishuda el Mantra que se canta es HAM. Se lo hace soplando la H, casi pronunciándola como una jota.

En el sexto Chakra o Ajna el Mantra que se canta es KSHAM, se pronuncia apenas la K y se estira la SH.

En el séptimo Chakra o Sajhasrara el Mantra que se canta es el OM, se pronuncia AUMMMM.

Cante los Mantras sentado en posición de loto o busque una posición cómoda. El sonido debe acompañarse con la visualización del centro de energía. Cuanto más derecha esté la columna vertebral mejor será su meditación y mejor saldrá el canto mántrico.



1 comentario:

  1. Me parece muy interesante el tema de los Chakras es bueno ponerse a estudiarlos .

    ResponderEliminar