IBERIA




Hay demasiados corazones asustados y ya nadie llora por el dolor de los olvidados.

Los herederos de una raza antes dueña del mundo añoran el imperio perdido, sin comprender que la felicidad se esconde en el interior y se encuentra cuando se pierde el temor.

Dentro de cada uno hay un universo de posibilidades, tesoros escondidos que aguardan a ser descubiertos y se pierden en la prisa de los días, ideas atrapadas en los deseos, manos paralizadas por el miedo a perder lo que se tiene, sin entender que en compartir está la solución, que hay veces que hay que perderlo todo antes de encontrarlo.

Se dejan morir los versos que aliviarían la herida, que calentarían los corazones arrojando fuera el temblor.

Recordad la inocencia de vuestra niñez para mirar el mundo
con una mirada limpia, sustituid el habito de lamentarse
por el de agradecer, volveremos así a entender el dolor ajeno,
sentiremos en la entrega que regalándonos recibimos mucho más de lo que entregamos.

anaan.wordpress.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario